Skip to main content

La semana pasada se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa Nacional de Infraestructura de la Calidad (PNIC) 2021, siendo este, el primer Programa bajo el paraguas de la nueva Ley de Infraestructura de la Calidad (LIC); por lo que se resalta la publicación de este instrumento.  Si deseas consultarlo te dejamos la liga: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5612188&fecha=25/02/2021 

El PNIC es “un instrumento de planeación, conducción, coordinación e información de las actividades de normalización, estandarización y metrología a nivel nacional”, en ese sentido, no se notan grandes cambios a simple vista respecto a lo que se presentaba en el Programa Nacional de Normalización al amparo de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización. Sin embargo, sí vamos al detalle de lo que pretende este instrumento de planeación, el PNIC incorpora por primera vez la difusión de elaboración de estándares, caso que no vimos en el Suplemento del año pasado aun cuando la nueva LIC ya había entrado en vigor. 

Lo que sí extraña, y mucho, es la aparición de la elaboración de las aún conocidas como Normas Mexicanas, que si bien, a la lectura se observa que son temas reprogramados de años pasados éstas, en un repaso general de la nueva LIC, se mencionan en: cero ocasiones; es decir, pareciera que las Normas Mexicanas estarán desarrollándose en una especie de “limbo” normativo. En ese sentido, se demuestra que no existió un plan de transición o incluso desaparición de las tan queridas Normas Mexicanas. Esperemos al reglamento de la LIC pueda corregir parte de este tema.

Desde el punto de vista de Strega Reguladores, se pudo considerar la posibilidad de cancelar todos los temas inscritos como Normas Mexicanas y, a su vez, inscribirlos como temas nuevos bajo la modalidad de Estándares. Implicaba más trabajo para los Comités, cierto, pero también daría una mayor certeza jurídica y transparencia sobre la transición normativa de estos documentos.

En este rubro, surge la inquietud si los Registros vigentes de los hoy Organismos Nacionales de Normalización, ya fueron actualizados como Organismos Nacionales de Estandarización. No observamos impedimento legal para ello, pero quizá la pandemia fue un factor que jugó en contra. Hace tiempo observamos que Normalización y Certificación Electrónica, NYCE, actualizó el nombre de su Comité para dar cumplimiento a la nueva LIC. Esperamos que todos hayan tenido la misma visión.

Por otro lado, deseamos resaltar que la LIC incorpora plazos nuevos en cuanto a:

1) el término que tienen Autoridades Normalizadoras, Organismos Nacionales de Estandarización (que, si aplicamos a la letra la LIC, podemos decir que extrañamente no observamos a ninguno en este PNIC 2021) y Sujetos Facultados para Estandarizar para remitir su programa de trabajo al Secretariado Ejecutivo; 

2) el tiempo de integración del PNIC por parte del Secretariado Ejecutivo;

3) la fecha de aprobación por parte de la Comisión Nacional de la Infraestructura de la Calidad; y,

4) la publicación del PNIC en el Diario Oficial de la Federación. En ese último caso, se estableció como plazo para publicarlo, el primer bimestre de año inmediato a su aprobación, es decir, enero y febrero de cada año, por lo que, con la publicación del programa en este día, se cumple con dicho precepto. 

Y si bien, es un enorme avance en cuanto al tiempo para publicar en el Diario Oficial de la Federación, tenemos que el antecesor de éste se publicó un 17 de febrero, o incluso, en la administración pasada se logró publicar el programa el 3 de febrero para el correspondiente del 2017.

Tomando en cuenta lo ya manifestado sobre lo que representa esta publicación como instrumento de planeación, conducción, coordinación e información, sin duda, representa un medio de difusión, no solamente para los actores que directamente participan en el sistema, sino para aquel interesado o público en general pueda conocer e incluso manifestar su interés de participación. Sin duda, la publicación del programa es el primer paso, pues es la primera ventana que debe conocerse.

En ese tenor, y teniendo en cuenta que todos los temas son importantes, solamente describimos algunos: la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana continúa con los trabajos de modificación de la NOM-001-SSP-2008 sobre la determinación, asignación e instalación del NIV, tema polémico durante muchos años que al parecer saldrá a la luz este año; la Secretaría de Economía estará trabajando en un proyecto nuevo sobre Vinos, sus denominaciones, especificaciones, información comercial y métodos de prueba. Este tema llama la atención toda vez que, también se pretende la cancelación de la NOM-199-SCFI-2017, sobre Bebidas alcohólicas con la justificación de que ya existe la NOM-142-SSA1/SCFI-2014, siendo que, estas normas son totalmente distintas y complementarias; esperemos que la cancelación de la NOM-199 (que tanto ruido hizo en medios) no sea solo por el desconocimiento de su aplicación o por la presión del sector. La gran inquietud es ¿qué pasará con la infraestructura de la calidad acreditada y aprobada? ¿Cuál será la postura de los organismos de evaluación de la conformidad que realizaron una inversión importante para determinar el cumplimiento de esta NOM?, le daremos seguimiento por ser un caso atípico e interesante de estudio.

Por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes observamos lo que ya se venía trabajando desde el año pasado en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano sobre el proyecto de Señalamiento horizontal y vertical de carreteras y vialidades urbanas, la cual sustituirá a la aún vigente NOM-034-SCT2-2011, le podremos atención a estos trabajos, pues tiene implicaciones para todas las modalidades de transporte por tratarse de un tema horizontal. Y así, podemos hacer una búsqueda por cada Autoridad Normalizadora y encontraremos temas de relevancia para los distintos sectores de nuestro país.

Como lo citamos arriba, en este PNIC no observamos todavía a los llamados Organismos Nacionales de Estandarización. Pensaríamos que solamente es cuestión de afinar los últimos detalles por parte de la Secretaría de Economía para que, por un lado, expida el Reglamento de la LIC, y por otro, empiece a autorizar a estos Organismos que, sin duda, los primeros en levantar la mano deben ser los Organismos Nacionales de Normalización que por años han demostrado tener la capacidad técnica para llevar a cabo estas labores.

Esperemos que realmente el objetivo de este PNIC se cumpla, y aunque sabemos que, sin duda, influyen muchos factores tanto en el sector público como en el sector privado, para alcanzar las metas planteadas, la publicación de este programa bajo el amparo de la nueva LIC es una nueva oportunidad para corregir o encaminar lo “fallido” de años anteriores e impulsar las nuevas ideas del mundo de la normalización.

¡Gran reto para todos los involucrados! Decretamos que el PNIC 2021 es una herramienta de planeación efectiva. Así es, hecho está.

Visit Us On LinkedinVisit Us On TwitterVisit Us On Facebook